Apu (sin fresisuis)

Este señor que se parece a Belmondo es Satyajit Ray. Kurosawa dijo en una ocasión que “no haber visto el cine de Ray es como existir en este mundo sin haber visto el sol o la luna.” Más allá de frases de carátula de clásicos más o menos insondables, recomiendo a todo el mundo que vean la Trilogía de Apu. A lo largo de tres pelis Ray explora la vida tradicional en la India colonial a través de los ojos de Apu, un humilde chavalín de provincias que descubre el mundo. La primera, Pather Panchali (La canción del camino) relata la infancia de Apu en el pueblo donde vive con su madre, su padre y su hermana. La segunda, Aparajito (El invencible), cuenta el éxodo de la familia de Apu a la ciudad, su descubrimiento de la vida urbana y su acceso a la cultura. Y la tercera, Apur Sansar (El mundo de Apu), nos cuenta la salida de la adolescencia y el principio de la madurez del amigo. A pesar de estar concebida en los años 50 del siglo pasado, resiste una lectura contemporánea porque ataca directamente a los comunes de la existencia. El egoísmo, la comunidad, el hedonismo urbano, las relaciones con la tradición, la ira, la venganza, el ostracismo, and so on. Y especial atención al tratamiento sonoro de los tres filmes, muy cercana a la narratividad de Tati, aunque sin tanto cachondeo.

Coincide este feliz reencuentro con una recopilación que preparo hace tiempo sobre música vocal y de la que no daré más pistas si no es en presencia de un abogado argentino (que ya es el colmo de la labia, hehe).

Más fotos de Apu aquí. Una entrevista al dire aquí.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: