Singing in the (purple) rain

moai.jpg

Pasan de las seis y media de la mañana y no me puedo dormir. Amanece después de la luna llena. Las luces de la calle justo se apagan y acallan el maullido “romántico” de un gato que ronda la plaza. El servicio de limpieza empieza a despertar a la ciudad sometiéndola a una gradiente de ruidos que comienza con la escoba raspando el suelo a estas horas y que termina con la recogida selectiva entre las dos y las cuatro de la madrugada. Un sueño intenso me ha sacado de los brazos de morfeo (que tienen que ser musculosos para awantarme toda la noche) y me ha puesto primero delante de un café con leche, después sentado en el water y, por último, escribiendo en el ordenata. Últimamente ando un poco obsesionado. Y creo entrever que esta “pequeña” obsesión tiene mucho que ver con una leve punzada intermitente en el estómago así como con estos despertares que me atacan sin aviso previo. La verdad es que estoy un poco sorprendido. Siempre he sido de aquellos del sueño duro e impenetrable, de los que despertarnos nos cuesta ayuda, acción que dura casi dos horas desde que suena el despertador hasta que sales por la puerta. Lo que me obsesiona no es otra cosa que el amor. El amor en términos generales. El amor como forma de vida. El amor como forma de intensidad. Como eje de las relaciones interpersonales y, como decía aquella visitante desaparecida que fue tan intensa durante un tiempo, “erótico-emocionales.” Curioso resulta que cuando escribo estas palabras, el dulce maullido del gato que acariciaba a la luna se ha tornado en histérico grito de calentura animal. Volviendo al tema ¿qué es, pues, el amor? Por todas partes (casualidad?) leo que es darse sin esperar recibir nada a cambio. Sin embargo mi circunstancia actual dista mucho de la dádiva espiritual desinteresada. Será por el momento “pragmático” de adquisición de seguridades y afianzamiento académico y emocional (conmigo mismo, of course). Todos somos o tenemos puntos egoístas. Y es un craso error negárselo. A veces me da la impresión de que, salvo honrosas excepciones (que también pueden ser ilusorias) la energía que mueve las acciones del grosso de mi entorno se fundamenta en el interés personal. Eso me hace recordar algo que mi madre me decía cuando salía de la adolescencia, cuando dejaba de adolecer, si es que eso ha dejado de ocurrir en algún momento. Decía que desconfiase de las grandes empresas basadas en los intereses altruistas, que las verdaderas intenciones, las más válidas de todas, surgen del interés personal. Suena chungo pero si se interpreta con cautela no lo es tanto. El interés por las cosas siempre ha de partir de intereses personales, responder a fines particulares. Eso no convierte a uno en egoísta sino en pragmático. Que fulanita o menganito se interesen y participen en una acción social no responde a la elevada sensibilidad por los problemas de la sociedad contemporánea. más bien a una carencia personal. Pienso que el punto está en reconocerlo abiertamente.

Los de la foto son moais de la Isla de Pascua. Y lo que suena es Gogol Bordello, que levanta el ánimo de un muerto.

Anuncios
3 comentarios
  1. jonebra dijo:

    …El amor es una putadita!!!!…ya se que no te sirve de consuelo pero yo empecé con mi insomnio y mis ataques de ansiedad hace 3 años y todo fue “culpa” del amor, o más bien del desamor….y sigue quitándome el sueño…a los seis meses de no dormir ná de ná y creer que me estaba volviendo loca (que aún no tengo claro sí me queda poquito para ello) fuí al “médico” a que me diese unas pastillitas, que dada la dosis es para dormir a un caballo, pues hay días que ni con eso y doblo la dosis…algún día que hice la estúpida prueba de intentar dormir sin ellas (porque estaba muy cansada) no pegue ojo!!!…creo que me van a acompañar por lo que me queda de vida!!!…no pasa ná…esta claro que nunca volveré a ser la misma…seguramente el problema es que idealicé demasiado el amor…también que cuando la relación es corta no llegas a ver los defectos de la otra persona y se va cuando todo era bueno…o no sé lo que paso…cada vez que intento analizarlo me doy cuenta que hay cosas imposibles de racionalizar…si a esto le añadimos que cada vez que conozco a alguien que podría ser “enamorable” pasa de mi como de la puta mierda, pues está clara la conclusión :que como mujer clinex debo de ser la rehostia pero para enamorarse están el resto de mujeres, que son mucho “más mejor”…y vaya que me cuesta aceptarlo!!!!…que me quiero poco pero no tan poco!!!
    …Y ahora si has conseguido llegar hasta aquí leyendo te felicito porque menudo tostón te acabo de meter…y que “por supuestísimo” que son más bonitas las rías altas…. animo pa´el viaje que yo también lo tengo hecho y es un palizón …ahora me he vuelto más fina y voy en avión…ya no tengo edad!!!un biquiño guapo;)
    …Acabo de releer lo escrito, tu en lo del amor no me hagas ni caso!!! que no soy maestra de nada y menos de “eso”!!!!por cierto gracias por la canción…me da la sensación de que se baila haciendo “corro”!!!más biquiños;)

  2. mglon dijo:

    Creo que todos idealizamos el “amor.” Pero lo que no hay que hacer es tomarse a uno mismo demasiado en serio. A mi me pasó algo “parecido” sólo que sin problemas de dormir (suerte de vicio el mío). Lo que si llegó un momento que decidí pedir ayuda “profesional” y la verdad es que me vino muy biem, el dinero mejor invertido de my life, creo.
    Entre mis conclusiones está que:
    1) como me dijo la señora de la limpieza de un antiguo curro “hay que mirar p’alante”
    2) también que hay que aprender a frivolizar un chisquiño.
    Que la vida son dos días y lo que tenga que pasar pasará. Todo esto tiene un unto zen. Sonará a tópico pero “si lo buscas no aparece.” Las feromonas son como los perros: huelen las ganas.
    Bicos de vueltaaaa!

  3. natz dijo:

    migueeeel!

    no es amoooor, lo que tu sentes, se llama obsession
    obsession por el amor
    mira, el amor esta en todas partes
    nose, yo despues de volverme a equivocar, cada vez con mas dignidad i amor propio, hay que decirlo,
    vuelvo a sacar aprendizajes positivos, i me doi cuenta tambien que no hay que confundir la velocidad con el tocino, a veces solo es calentura animal, que queremos aprovechar i sacarle jugo antes del momento de maduracion
    nose, yo tampoco tengo ni idea and you know, jjejjejej
    un abrazo wapu!!!

A %d blogueros les gusta esto: