My heart belongs to Tuva

4 mongoles de pueblo que viajan por el mundo mostrando y demostrando las veleidades del canto difónico. Tuve el placer de verlos en directo el viernes pasado en el auditorio de la Obra Social de una famosa caja de ahorros, aquí en Tarragona. Para quedarse helado. Hasta el aspecto rock-star del de las orejas de soplillo (mamasita Hilda dixit). Todos muy divertidos. En su web se pueden ver más videos y otras cosas. Tiene dos o tres temas que son sólo vocales y que me han ido muy bien para sesiones de “abstracción melódica,” como diría el ilustre Anjo el Cubo.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: