Aculturación?

Depende de dónde se parta. Acabo de terminar mi primer mate propio y en solitario. Gracias a Flor (que me regaló el mate), a Analía (que hizo lo propio con la bombilla y la hierba) y al sinfín de argentos que pululan por mi alrededor. En virtud de todo esto he acabado por acostumbrarme y asumir el hábito. Y vaya efectos!! Tanto para “hacer de cuerpo” (mejor que un fortuna) como para despejarse de “buena mañana.” Capaz que esto venga a darme más dudas sobre el qué, el cómo, el cuándo, el por qué y, particularmente, el de dónde. Más piezas para el mosaico. En la imagen el amigo Alberto acompañado de una bolsita de la sustancia en cuestión. Sin ánimo de ofender, pero este es la monda.

Anuncios
1 comentario
  1. mayito dijo:

    es lo peor que`puede haber

A %d blogueros les gusta esto: