Fetichismo (1)

No se si ya he dicho algo sobre esto. Anyway, me ha vuelto a picar el guitarrismo y procedo. Tres trrremendos instrumentos que tendré cuando sea rico y virtuoso. Las guitarras Selmer son un invento de la compañía francesa del mismo nombre. Son como acústicas tradicionales pero incorporan un resonador (una especie de amplificador acústico echo de metal, creo) fruto de los devaneos ingenieriles del luthier italiano Mario Maccaferri. Por lo que he oído, tienen mucho que ver con las guitarras tipo dobro o “resonator guitars” inventadas por los hermanos Dopyera, norteamericanos de origen eslovaco. Gibson ya tengo una (una epiphone Les Paul negra con tres pastillas dobles que responde al nombre de Antracita) comprada hace 10 años con mi primer sueldo (una buena inversión que me dura más que cualquier ordenador, hehe). Pero tengo un antojo: la Zephyr 3442. La misma que Reinhardt usó en su gira con Duke Ellington. Las terceras (que no por últimas menos importantes) son las de la casa Gretsch, más típicas de blues y rock’n’roll. Cualquiera de estas me sirve, bien la Black Phoenix de Brian Setzer, bien la Silver Falcon, ambas con caja hueca. De todas ellas (además de la que ya tengo) sólo he probado una G5 de Grtsch que tenía un colega. Me encantaría ser de esos tipos profesionales de probar guitarras en las tiendas de música y darles la barrila a los tenderos musicales, pero ya sea por tiempo o por verguenza, nunca se me ha dado bien. Así que ya saben, si quieren agasajarme algún día ahí tienen unas cuantas ideas, hehe. Prometo compensar con uno o dos buenos temas.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: