Richard Corben

Muchas son las obras de este gran-gran-gran entre los grandes del cómic. Parecía desaparecido después de su esplendor en los 70-80’s, pero volvió, y manteniendo su criterio (todavía recuerdo el impacto de su Constantine). Corben es de esos clásicos de estilo inconfundible, que los que empezamos a leer tebeos en los 80 oíamos a los mayores entre otros como Frank Frazzeta, Berni Wrightson, Barry Windsor Smith o P. Craig Russell. Todos ellos asociados a historias de ciencia ficción, terror, “capa y espada” o “espada y brujería.” Todos ellos de estilo difícil y que, por lo mnos en mi caso, no he sido capaz de apreciar hasta pasados los años. Pero Corben es, por oposición al resto de nombres (y más que faltan), un caso especial. Su “capa y espada” es particular y está muy influenciada por una forma de hacer ciencia-ficción así como por el rollito Creepy lovecraftiano. Inventa mundos, reinevnta tradiciones y aporta su particular sensibilidad al género. Todo esto viene a cuento de un post que me encontré el otro día aquí sobre el maestro Corben y los senos femeninos. Disfruten de éĺ y de su circunstancia.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: