Thesaura Caelestium #2

IMG_1820

#2 Conurbación Planetaria del Contrabajo

“La alianza entre los sistemas planetarios vecinos de Doppler y Tune (321 PRB/87.12 ∑∫) se materializó en la construcción de la vía de tránsito de pasajeros y transporte de mercancías. Vía interna que, décadas más tarde, justo antes de las elecciones al trípode gestor local, fue abierta e incorporada a la comunicación con al resto del sector. El proceso duró aproximadamente unos 70 ciclos triterranos. La mano de obra fue proporcionada por el Consorcio Talasiano y consiguió reunir a más de cincuenta mil cabezas, en su mayoría esclavos procedentes de los sistemas Vega y Muro junto con unas decenas de mercenarios Atavalianos, que asumieron las funciones de capataces.

Su morfología consta tanto de una vía interna como de dos salidas hacia el exterior, una por sistema planetario. Los circuitos de seguridad de cada uno de los sistemas son diferentes, pues fueron diseñados e implementados bajo los criterios de cada uno de los distritos planetarios. De esta manera, la salida del sistema Doppler (el más pequeño en el gráfico) se direccionó hacia el agujero de gusano más cercano, conocido como h0.rt03, mientras que la del sistema Tune se hizo mirando a b1.p0N3. Dadas las dinámicas diferenciales de tránsito fue necesario dotar a la salida de h0.rt03 con cuatro torretas de vigilancia y a la de b1.p0N3 solamente con dos (conviene recordar que en esa época las razzias de híbridos eran comunes en el Sistema Jardín, al otro lado de h0.rt03, razón por la que fueron necesarias tantas medidas de seguridad).

A pesar del escaso atractivo que ofrece en la actualidad en términos de velocidad y versatilidad (no en vano recibe el sobrenombre extraoficial del “Eón Acústico”) es una infraestructura de la que dependen la economía y la eugenesia de millones de confederados. Su mayor logro en términos de seguridad fue la puesta en práctica de las teorías del Docrot Fornitz a tenor de las cuales se procedió a sintonizar la meta-acústica atmosférica y peri-atmosférica de ambos sistemas a fin de equilibrar sus campos vibratorios. Una vez equilibrados se afinaron con unas descargas constantes de energía cilcotímica que todavía a día de hoy son capaces de reconocer y trazar el origen vibracional de cada usuario/bien y cotejarlo con las bases de datos correspondientes, de modo que todo lo que circula en las inmediaciones de la vía está perfectamente controlado.Todavía nadie ha sido capaz de subvertir el orden impuesto por estabilizadores y bobinas eléctricas. Como valor añadido, al circular por el “Eón Acústico” se hace accesible la historia vibracional de todo usuario/bien, ofrecido en todos los formatos conocidos por una prestigiosa fábrica de bebidas de distorsión mental.

Esta vía supuso la dinamización del comercio en el sector así como su apertura definitiva a las emigraciones transestelares que facilitaron la colonización y/o repoblación de sistemas como Vega, Alfalfa o el malogrado Maluenz después de las Guerras Generocidas. Sus protocolos de seguridad (ver párrafo anterior) iniciaron un paradigma que todavía resulta fiable, a pesar de estar en proceso de obsolescencia.”

Extraído de “Thesaura Caelestium”

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: