archivo

Archivo de la etiqueta: Barcelona

El miércoles empezó el taller de Sons de la Barceloneta que dirijo con Jaume de Sons de Barcelona. Está siendo una experiencia muy positiva, ya que son los propios vecinos e interesados en el tema los que nos informan de cómo suenael barrio (amén de otros proyectos como esta interesantísima geografía borrada del mismo barrio). Todavía me parecen increible la cantidad de similitudes y paralelismos que encuentro con la Part Alta de Tarragona. A través de la postal sonora han salido a la luz fenómenos o grupos de fenómenos muy interesantes en relación al origen y desarrollo de determinadas dinámicas del barrio. Y cada día veo más claro que el formato taller es cojonudo para la investigación etnográfica, aunque haya que esperar hasta cierto momento para ponerlo en práctica. De todos modos no m parece tan descabellada la propuesta de un taller para iniciar la diagnosis… pensaré en ello. Aprovecho la coyuntura para poner un link a Sons de Barcelona.

Anuncios

El cartel de David Rubín de este año. Hacúia bastante tiempo que no me pasaba por el Saló. En esta ocasión no estuve mucho tiempo,  el justo para echar un ojete a ver como estaba el asunto. Buenas migas con los coleguitos de toda la vida, encuentros sorpresivos (Bernoooowski, que siempre aparece al lado de la cerveeeza, hehehe), nuevas adquisiciones, cerveza y licor-café, todo ello en un ambiente de lo más agradable. El Saló sigue siendo una gran tienda, pero, serán los años, se me hace entrañable verme rodeado de frikis y observar como las generaciones de fans se suceden una detrás de la otra. Los disfraces, los autores, los cabrones que especulan con obras maestras, las diversas tipologías frikescas: como en casa, vamos. Es curioso tener la sensación de estar en familia cuando no conoces más que a 4 o 5. Curioso, si. Hasta el año que viene.

Esta bonita frase de aquel mítico tema de La Polla Records nos  sirve para abrir este post. Acompañado de este tremendo documento puede darnos una idea de dónde estamos, a dónde hemos llegado y qué es lo que nos quieren vender. Para más inri el responsable de este atajo de rompepelotas se define a si mismo como parte de la izquierda verde y milita en IU-ICV. Realmente es necesario todo esto? Más allá de jipismos, progresía, gauche divine y nostálgicos del vivir contra algo realmente es, ya no digo necesario, sino útil para la imagen del estado, la nación y la clase política? A dónde vamos con estos métodos? “Nada, que hay un tumulto de gente que no deja entrar en los grandes almacenes fulanito. Pues manda a los Mossos”. Es más, cómo puede alguien en su sano juicio asumir que le ordenan maltratar a alguien? Qué clase de argumentos convincentes manejarán los que da las órdenes? “Pega o te pego”? “Pega o te despido”? “Pega o mato a tu familia”? Yo aun diría más ¿Qué diferencia hay entre las técnicas mafiosas y esto? “Paga o no podremos garantizar tu seguridad, y un accidente lo puede tener cualquiera.” Malditos hijos de puta estos maderos de mierda! Y más hijos de puta todavía los quecreen óptimas estas soluciones. Los maderos pero no de roble o de pino, sino los de cereza. Que les dean. La foto es de aquí.

Actualización: video 2

Actualización: video 3

Actualización: video 4

Actualización: video 5

Actualización: video 6

A pesar de la negativa de la Wenner-Gren soy tozudo y sigo interesado en este precioso barrio barcelonés. Para los que no la conozcan la Barceloneta es un barrio construído hace unos cuantos siglos (ver wiki para más detalles) sobre la Isla de Maiáns, un gran banco de arena situado nfrente de Barcelona. El caso es que tras la conquista de turno, el reyezuelo de turno quiso dotar a la ciudad de un sistema defensivo más allá de las montañas que la “protegían.” Para ello hizo derribar la mitad del barrio de La Ribera y se construyó la Ciutadel.la, hoy día un parque majísimo en el que se puede hacer de todo menos tocar percusión (por orden del ayuntamiento). Pero no era tan malvado este rey, ya que se trajo a un arquitecto de Flandes para construir una extensión de la ciudad para albergar a los homeless resultantes de tan ambicioso proyecto. Así, toda la tecnología arquitectónica de los Paises Bajos (que dicen que se llaman así porque han ido ganando terreno al mar a base de encerrarlo entre muros y, consecuentemente el terreno ha quedado más bajo que el mar) se puso en práctica para construir la Barceloneta, el puerto y otras instalaciones que ni se cuales son pero que en algún lugar lo dice claramente. Pero la historia no acaba aquí. Tras unos años de calma chica relativa llegan los de la apertura de Barcelona al mundo. Los años de esfuerzos para atraer turistas que mejoren la imagen de la ciudad a la par que los bolsillos de gestores locales y agentes transnacionales (Oh Yeah! la ciudad como yacimiento). Lo mismito que pasó, pasa y quien sabe si segirá pasando en otros barrios depauperados de grandes ciudades como Bilbao, Madrid, Vigo o Tarragona (por citar casos pátrios). Y todo esto parece tener un parangón sonoro, llámesele sociofónico, llámesele sociacústico, psico-acústico, paisajístico o como se le quiera llamar. Pues en esas estamos. Ahí queda la cosa. A todas las orejas: disfruten de la Barceloneta que se acaba.